IRU, la organización mundial del transporte por carretera, ha advertido de que la Comisión Europea ha perdido otra oportunidad para lograr un transporte más sostenible con el que cumplir sus metas en áreas de sostenibilidad.

La advertencia se ha producido tras la reciente publicación del informe de ejecución del «Libro Blanco sobre el Transporte», un documento que, según la organización, se queda corto a la hora de presentar un enfoque unido que posibilite realizar un cambio modal teniendo en cuenta las últimas evoluciones en logística y movilidad.

La organización ya había manifestado en 2009 y 2011 que el informe poseía «fallos» relacionados con la ausencia de medidas que fomentase el transporte colectivo de pasajeros y opciones para el sistema de transporte verde, y ahora han declarado que consideran que el organismo europeo se ha «olvidado de continuar dirigiendo sus iniciativas» y temen que «se haya quedado sin soluciones».

Desde IRU consideran que es necesaria desarrollar una acción rápida que asegure la integridad del mercado único europeo en los servicios del transporte por carretera, donde una serie de iniciativas nacionales están perjudicando la libre circulación de servicios, al tiempo que se introducen cargas administrativas y financieras a los operadores.

Asimismo, han declarado que los objetivos en materia sostenible de la Comisión Europea no podrán alcanzarse sin haber desarrollado antes una estrategia que permita innovar en el transporte por carretera adoptando nuevas tecnologías, fortaleciendo las inversiones y teniendo en cuenta la sostenibilidad.