Tal y como ya se especulaba, la Comisión Europea ha decidido prohibir finalmente la adquisición de Daewoo Shipbuilding & Marine Engineering por Hyundai Heavy Industries.

Las autoridades europeas consideran que esta operación supondría un riesgo para la competencia mundial en la fabricación de buques de GNL y les otorgaría una posición dominante en este mercado.

La Comisión resalta también que las compañías implicadas en la fusión no han presentado medidas para limitar el impacto de la compra en la competencia.

En este mismo sentido, el dictamen de la Comisión estima que las dos compañías ya tienen por separado posiciones muy consolidadas en la producción de buques de GNL, equipos que, a su juicio, constituyen un eslabón fundamental para el suministro de este producto energético.

Además, también se argumenta que con la operación se reducirían las opciones de mercado para los compradores de estos buques, con lo que se limitaría la capacidad de mercado con la aparición de una empresa hegemónica en un sector en el que las barreras de entrada son muy altas y en el que los clientes no tienen apenas poder de decisión, segín el Ejecutivo europeo.

Finalmente, se estima que el mercado de GNL no se ha visto afectado por la crisis sanitaria.

Las opiniones recabadas por la Comisión en su investigación señalan que la fusión provocaría la aparición de una compañía dominante en este segmento, que, consecuentemente, se reduciría la competencia y que se incrementaría el precio de estas embarcaciones.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px