barcaza de mercancias por una via navegable

La Comisión Europea ha anunciado hoy nuevas medidas para transferir el transporte de más mercancías a los ríos y canales europeos. Las barcazas constituyen uno de los medios de transporte más eficientes en la lucha contra el cambio climático y desde el punto de vista energético, pero en la actualidad transportan únicamente el 6 % de las mercancías europeas al año.  Esto equivale a transportar unos 500 millones de toneladas de mercancías por los ríos y canales de Europa.

En opinión de la Comisión, las nuevas propuestas persiguen “explotar el potencial desperdiciado de los 37.000 km de vías navegables interiores, lo que permitirá transportar las mercancías con mayor facilidad y hacer más ecológico el sector, además de fomentar la innovación y aumentar las oportunidades de empleo”.

Según Siim Kallas, vicepresidente de la Comisión Europea responsable de Transportes, “necesitamos ayudar al sector del transporte por vías navegables a convertirse a largo plazo en un sector de alta calidad. Hay que eliminar los cuellos de botella que entorpecen su desarrollo e invertir en las competencias de su fuerza de trabajo

Programa NIADES II

Entre las medidas que propone la Comisión a través del programa NIADES II se encuentra la eliminación de los cuellos de botella que impiden al sector de transporte por vías navegables desarrollar plenamente todo su potencial. Estos cuellos de botella son las esclusas, puentes o canales de dimensiones no adecuadas y de enlaces que faltan, como la conexión entre los sistemas fluviales del Sena y del Escalda. Por ello, la Comisión propone mejorar el transporte de carga por vías navegables acondicionando esclusas, puentes y canales de navegación.

El nuevo Mecanismo “Conectar Europa” y las orientaciones de la RTE-T dan prioridad a nuevas oportunidades de financiación para las vías de navegación interior.

Para el organismo europeo, el transporte por vías navegables interiores es “energéticamente eficiente, seguro, casi exento de congestión y silencioso”, de ahí que también se propondrá medidas que incorporen nuevas normas para los motores para fomentar la inversión en tecnologías de bajas emisiones.

Otro objetivo es dar prioridad a la mejora de las conexiones entre las vías de navegación interior, la carretera y el ferrocarril, prestando especial atención a las conexiones en los puertos marítimos y fluviales. Se prestará especial atención a mejorar las instalaciones de manipulación de la carga y reducir los trámites burocráticos.