La Comisión Europea ha confirmado la suspensión de la Fase 2 de la investigación sobre la propuesta para comprar TNT lanzada por su rival, la estadounidense UPS, con el fin de obtener más información.

La Comisión no ha facilitado ninguna información acerca del tiempo que podría durar la suspensión, ni ha detallado qué información es necesaria para el esclarecimiento de los hechos.

Fuentes de UPS han afirmado que «la actual pausa es simplemente una parte normal del proceso de recopilación de información por parte de la Comisión Europea, y que todavía estaba esperando la aprobación para que el acuerdo pueda estar finalizado en el cuarto trimestre de este año».

La Comisión Europea decidió en julio abrir una investigación en profundidad, en el marco de la legislación europea relativa a las operaciones de fusión y adquisición en el marco de la UE, debido a que la operación podría implicar problemas de restricción de la competencia en los mercados del transporte de pequeña paquetería de varios Estados Miembros. Con el inicio de este proceso de investigación, se abre un período de 90 días, hasta el 28 de noviembre, en el que la Comisión Europea tendrá que analizar los detalles de la operación y tomar una decisión al respecto.

La semana pasada, en la asamblea de accionistas de TNT Express, los ejecutivos dijeron estar «absolutamente seguros» de que el acuerdo sería aprobado por los reguladores antimonopolio de la UE.

Sin embargo la Comisión ha confirmado la «interrupción de los procedimientos de la Fase 2 de la investigación, a la espera de recibir información adicional solicitada a las partes involucradas«.

Maria Madrid, portavoz de la Comisión de Correos y Paquetería, ha dicho que «la Comisión ha detenido el cronómetro de acuerdo con el artículo 11(3) del Reglamento de Concentraciones. Tan pronto como la Comisión reciba la información necesaria, el reloj se reiniciará de nuevo, por lo que la fecha límite se modificará en consecuencia».

La investigación estaba previsto finalizarla antes del 12 de diciembre,  fecha límite que ya se había ampliado a partir de la fecha inicial señalada para el 28 de noviembre. Este anuncio de la Comisión Europea implicará con toda probabilidad que no se pueda cumplir el plazo del cuarto trimestre de este año, señalado inicialmente para que estuviera finalizada la operación de compra.