En 2016 aumenta el objetivo de biodiésel

El 82% de la población europea está de acuerdo con la retirada del biodiésel de palma y de soja de la Directiva de energías renovables.

Una coalición de organizaciones ecologistas europeas, entre las que se encuentra Ecologistas en Acción, ha iniciado una campaña para solicitar a la Comisión Europea la prohibición del biodiésel de palma, una opinión que comparten el Parlamento Europeo y muchos de los Estados Miembros.

Después de conocerse que el biodiésel de palma y el de soja producen tres y dos veces más emisiones respectivamente que el diésel fósil, la asociación ecologista y red europea Transport & Environment se reunirán con el comisario europeo Miguel Arias Cañete para hablar sobre la necesidad de retirar ambos de la Directiva europea de energías renovables.

Las encuestas realizadas muestran que el 82% de la población europea apoya esta petición, mientras que la nueva Directiva del Parlamento y el Consejo europeos requiere que la Comisión Europea adopte antes del 1 de febrero de 2019, la eliminación progresiva del aceite de palma, y probablemente también del de soja, en el diésel.

El solo hecho de no incluir estos aceites en la directiva de renovables supondría un rápido descenso de su demanda, dado que el 51% del aceite de palma que importa Europa se consume en forma de biodiésel.

Por el momento, se ha puesto en marcha la campaña europea #NotInMyTank, con iniciativas como la recogida de firmas para que acaben las subvenciones al aceite de palma, que ya ha alcanzado las 400.000.