zona franca de cadiz

Zona Franca de Cádiz.

La Asociación de Zonas y Depósitos Francos de España reclama una disminución de las trabas burocráticas para poder trascender del papel de meras bases logísticas, de modo que se pueda fabricar en sus espacios, para poder competir con otras zonas donde «la palabra impuesto prácticamente no existe».

Durante la reunión que ha tenido lugar este sábado 29 de noviembre en Vigo, la asociación ha consensuado trasladar a la Dirección General de Aduanas una serie de propuestas para conseguir «que las trabas sean las mínimas y las facilidades, las máximas».

Los asistentes han señalado la necesidad de unas condiciones fiscales «más favorables», que permitan realizar en su espacio ensamblajes y pequeñas composiciones.

Con respecto a las trabas burocráticas que se solicitan disminuir, dentro del sistema garantista del cobro de impuestos en suspenso, esto es, el IVA a la importación atrasado, desde la asociación defienden que debería recaer directamente sobre los propios interesados y no en las zonas y depósitos francos.

Del mismo modo, entienden que la reglamentación aduanera «siempre ha ido por detrás» de la realidad del mercado, y en la actual economía globalizada, «tan cambiante, aún más por detrás».

Especialmente preocupante para las zonas francas españolas es la competencia que representan otras zonas de libre comercio y fabricación, tanto en el Golfo Pérsico como en América, Asia o Marruecos, distintas a las zonas francas españolas, que se limitan a operaciones de comercio de compra y venta.

Como meta a alcanzar se ha citado a Dubái, donde existe una «libertad casi total» de impuestos y no hay control a nivel de visados para trabajadores procedentes de países con mano de obra barata.

Ser más rentable

Desde la Zona Franca de Cádiz han indicado que las empresas se instalarán allá donde les resulte más rentable, por lo que el objetivo para llegar conseguir esta premisa pasa por la simplificación de la burocracia y por unas condiciones de fiscalidad más beneficiosas.

Se ha ahondado en la necesidad de que, aparte de la logística, se puedan albergar en las zonas y depósitos francos españoles empresas de producción, más allá de las que ya existen antes de la entrada de España en la por entonces Comunidad Económica Europea.

Nuevo presidente

Durante la reunión celebrada en Vigo también se ha elegido nuevo presidente de la Asociación a Fernando Cámara, del Depósito Franco de Santander.

La Asociación de Zonas y Depósitos Francos de España agrupa a las zonas francas de Barcelona, Cádiz, Las Palmas, Tenerife y Vigo, y a quince depósitos localizados en otras tantas ciudades. Su finalidad principal es la de atraer y fomentar el comercio y los intercambios internacionales.

Según el Código Aduanero vigente en España, las zonas y depósitos francos son parte del territorio comunitario donde se puede almacenar por tiempo ilimitado, transformar y distribuir mercancías, sin la aplicación de aranceles, gravámenes ni impuestos indirectos.