GEFCO flujos ferroviarios

Tras el anuncio de PSA Peugeot Citroën de la apertura de negociaciones para vender el 75% de Gefco a la compañía de ferrocarriles rusos RZD,se han disparado los rumores acerca de los motivos para, en primer lugar, vender este alto porcentaje del operador logístico cuando las previsiones iniciales eran vender una parte minoritaria, y, especialmente , por qué el fabricante automovilístico ha optado por la oferta de la compañía estatal rusa rechazando las demás, sobre todo teniendo en cuenta que la oferta realizada no es «excepcional», según algunas vo,ces.

Aunque la actividad de transporte tiene un peso importante en Gefco, la parte fundamental sigue siendo el negocio logístico y, dentro de éste, la logística de vehículo terminado que, además, es muy dependiente de los contratos de Peugeot-Citroën, por lo que estas operaciones se enfrentan a un futuro duro a corto plazo.

RZD ha descrito esta operación como una oportunidad de los ferrocarriles de Rusia para aumentar sus flujos de carga en los tráficos entre Europa y Asia. Por ello, el siguiente paso lógico sería desarrollar una red de ventas para servicios transcontinentales. Ests sugiere que RZD ha tenido más motivos operacionales que financieros para abordar la inversión.

Es cierto que Gefco y RZD han colaborado estrechamente durante varios años . Uno de los problemas de los tráficos transcontinentales entre Europa y Asia ha sido el mal estado de la infraestructura en Rusia, incluida la ferroviaria, con una escasez continua de material rodante, capacidad de terminales intermodales y una pobre calidad de la vía.

Por ello, Gefco ha colaborado con RZD con el fin de mejorar su infraestructura para la logística del automóvil para dar servicio a la producción de PSA Peugeot-Citroën, aunque hay que señalar que DB Schenker también ha sido responsable e parte de la mejora de esta infraestructura.

Desde una perspectiva occidental, parece que la infraestructura de transporte en Rusia, y la infraestructura ferroviaria en particular, es un destino más lógico para la inversión en comparación con la «feroz» logística competitiva del mercado de Europa occidental. Sin embargo, parece que las ambiciones estratégicas de RZD desafían esta perspectiva.