Camión repostando en una EE.SS.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha anunciado durante la presentación en el día de ayer del proyecto de Presupuestos de la Comunidad de Madrid para 2014, que aprobará hoy el Consejo de Gobierno. 

Esta medida se encuadra dentro de «la mayor rebaja de impuestos que ha puesto en marcha nunca una comunidad autónoma«, por la que se eximirá del denominado «céntimo sanitario» a los más de 64.200 profesionales del transporte que trabajan en la región.

La nueva medida será recogida en la ley regional de acompañamiento de los Presupuestos para 2014, por lo que entrará en vigor el 1 de Enero de 2014.

Reducción de costes a los transportistas 

De esta manera, Ignacio González, ha anunciado que la Comunidad devolverá el gravamen autonómico del Impuesto Especial sobre Hidrocarburos, anteriormente conocido como «céntimo sanitario», a los consumidores de gasóleo profesional. Un total de 64.200 transportistas, incluyendo a los 15.800 taxistas que hay en la región.

Por su parte, con esta medida, el gobierno regional pretende aliviar el coste de estos profesionales, lo que podría repercutir en una contención o abaratamiento de precios, y tendría un efecto positivo en el resto de la economía. En Madrid se mantiene el gravamen fijado en 1,7 céntimos por litro, el tipo más bajo de los que se aplican en la actualidad.

Satisfacción de las asociaciones profesionales del Transporte por carretera

Fenadismer, la Federación de Organizaciones de Transportistas de la Comunidad de Madrid, ha manifestado su satisfacción, ya que esta medida permitirá mejorar la situación competitiva de las empresas transportistas madrileñas, conformado en más de un 85% por pequeñas y medianas empresas, y de la que se beneficiarán los más de 64.000 camiones de más de 7,5 toneladas., autobuses y taxis que operan en la región.

El céntimo sanitario, en vigor en Madrid desde agosto de 2002, grava el consumo de carburantes, gasolinas o gasóleo, con un sobrecargo en toda España, en algunos casos superior a 4,8 céntimos de euro por litro.

El Tribunal de Justicia de la UE dio a conocer en un informe, el pasado 24 de octubre, según el cual este impuesto vulnera la legislación de la Unión Europea. Si así lo ratificara la Corte de Luxemburgola Administración española podría estar obligada a devolver aproximadamente los 13.ooo millones de euros recaudados hasta ahora.

Según este informe, el impuesto sobre hidrocarburos es contrario a la Directiva Europea por no tener una finalidad específica no presupuestaria y no respeta el sistema general de impuestos especiales, ya que se pagan en el momento. Ambos son requisitos que se exigen a nivel europeo para este tipo de tasas.