Pesaje de un camion cisterna en una báscula bajo la supervisión de la Guardia Civil.

La Comunidad de Madrid ha realizado controles de tara a más de 8.500 vehículos pesados en 2017.

Dentro de las campañas de inspección a vehículos destinados al transporte de mercancías que realiza periódicamente la Comunidad de Madrid, las autoridades autonómicas han realizado controles de tara a un total de 8.530 camiones de transporte que circularon por las carreteras madrileñas.

En este sentido, la actividad inspectora llevada a cabo en esta región durante el año pasado permitió denunciar a 1.983 vehículos, un 23% de los revisados, por circular con exceso de peso, una infracción que puede acarrear sanciones de 301 a 4.600 euros en función de la gravedad de la misma.

La Comunidad de Madrid cuenta con cinco estaciones de pesaje fijas, así como con otros nueve equipos móviles, la mayoría cedidos a las policías locales de Madrid, Pozuelo y Las Rozas y a la Guardia Civil, con la que existe un convenio de colaboración en materia de vigilancia e inspección del transporte por carretera vigente desde 2007 .

Además de los controles de peso, la Comunidad de Madrid también utiliza dispositivos de lectura de matrículas en vehículos en movimiento para detectar posibles empresas que se dediquen al transporte sin la correspondiente autorización, una actuación orientada a evitar la competencia desleal en el sector y que en 2017 permitió controlar a más de 18.000 vehículos.