Carretera de acceso a Madrid

La Comunidad de Madrid ha realizado en el primer semestre del año más de 900 controles de transporte en carretera, en los que ha inspeccionado 42.000 vehículos dedicados al transporte profesional.

Estos controles en ruta, que están dirigidos a garantizar la seguridad vial tanto de los trabajadores como del resto de los usuarios de las carreteras, se han complementado con inspecciones periódicas en las sedes de las empresas del sector.

Así lo ha asegurado el viceconsejero de Transportes, Infraestructuras y Vivienda de la Comunidad de Madrid, Borja Carabante, quien ha explicado que las inspecciones están dirigidas tanto al transporte de mercancías como al de viajeros y se planifican anualmente en función de las necesidades detectadas tanto por la Administración como por los propios profesionales del sector, con los que el Gobierno regional mantiene un contacto constante.

Además se han realizado 15 controles coordinados entre el Ministerio de Fomento con el resto de Comunidades Autónomas, en los que se han controlado 569 vehículos en la Comunidad de Madrid. Los controles en ruta se realizan conjuntamente con las Fuerzas de Seguridad del Estado o bien las Policías Locales, dependiendo del lugar en que se realice.

En concreto, se han realizado actuaciones respecto del cumplimiento de la normativa del transporte en relación a 1.390 empresas, tanto dedicadas al transporte de mercancías como de viajeros y a actividades auxiliares y complementarias del mismo.

Campañas específicas

Por otro lado, se han realizado 597 controles correspondientes a campañas específicas dedicadas a un tipo concreto de transporte, distinguiendo mercancías peligrosas, mercancías perecederas, transporte escolar, transporte de trabajadores y transporte de viajeros en vehículos de menos de nueve plazas incluido el conductor.

En total, dentro de estas campañas extraordinarias se han controlado 4.303 vehículos. Estas campañas se organizan para ser realizadas en períodos temporales concretos, con el objetivo de conseguir resultados más eficaces.

Dentro de las inspecciones que se realizan en carretera, la Consejería de Transportes, Infraestructuras y Vivienda presta especial atención a evitar que los camiones viajen con exceso de peso, puesto que ello supone un peligro tanto para los profesionales como para el resto de conductores.

Con este objetivo se han pesado 5.279 vehículos en los controles de peso realizados en estos seis meses del año. Por último, dentro de las inspecciones de transporte, tanto en carretera como en empresa, una de las actuaciones más relevantes es la de velar por el cumplimiento de las normas en materia de instalación y uso del aparato tacógrafo y del limitador de velocidad.

Así, en ruta se ha realizado el chequeo electrónico del tacógrafo y de los limitadores de velocidad a 4.427 vehículos y en la inspección de empresas se han controlado los tiempos de conducción y descanso de 2.223 conductores y de 1.942 vehículos, lo que ha supuesto el control de 53.196 jornadas de conducción.