carretilla cargando un camion

El objetivo de este Plan Renove es la sustitución en 2016 de aproximadamente 200 unidades de carretillas de todos los tipos presentes en el mercado

La Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid y la Asociación de Empresas Distribuidoras de Equipos de Manutención (Medea) han firmado un convenio para la puesta en Marcha de un nuevo Plan Renove de la Comunidad de Madrid, orientado a la modernización del parque de carretillas elevadoras en la comunidad autónoma. 

El objetivo de este Plan Renove es la sustitución en 2016 de aproximadamente 200 unidades de carretillas de todos los tipos presentes en el mercado. Teniendo en cuenta que el parque de carretillas madrileño asciende a las 18.000 unidades, se intentarán retirar del mercado las más antiguas, que suelen ser las más peligrosas en su uso cotidiano y las menos eficientes.

La sustitución de una carretillas elevadora por otra nueva que reúna los requisitos del Plan, los cuales pueden consultarse en la pagina web habilitada a tal efecto, obtendrá un descuento de factura de 750 euros que será aplicable antes del IVA.

Desde la administración autonómica madrileña resaltan la importancia de las carretillas elevadoras que, al ser «imprescindibles en el sector de la manutención de mercancías», constituyen un elemento importante en muchos procesos de distribución y almacenamiento de bienes de todo tipo.

Los impulsores del nuevo Plan Renove coinciden en la necesidad de mantener el parque de maquinaria en perfecto estado y utilizar modelos técnicamente más avanzados, que ahorren combustible en su operación diaria, procurando además que el combustible utilizado sea el de menos impacto medioambiental y, además, que comporten mayor seguridad.

En este sentido, la sustitución de equipos de gasóleo por equipos eléctricos, de gas licuado del petróleo (GLP) o de Gas natural comprimido (GNC) supone un interesante avance que, además, permite ahorros de entre un 35% y un 45% en el coste del combustible.