trafico-en-las-calles-de-madrid

Las restricciones de tráfico por la alta contaminación afectan a los municipios del entorno de la ciudad de Madrid.

La Consejería madrileña de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha enviado un requerimiento al Ayuntamiento de Madrid para que en un máximo de un mes declare la nulidad de su protocolo de actuación ante episodios de alta contaminación.

Este requerimiento es el paso previo a las acciones que podría interponer la Comunidad de Madrid contra esta normativa municipal a través de la vía contencioso-administrativa, dado el enfrentamiento existente entre ambas Administraciones por estas medidas.

El Gobierno regional madrileño estima que el consistorio de la capital no ha remitido la versión definitiva de las medidas anticontaminación ante la Sección de Calidad del Aire del Consejo de Medio Ambiente, un trámite obligatorio para los ayuntamientos de la comunidad con más de 75.000 habitantes.

Según el Ejecutivo autonómico, se presentó un documento provisional el 3 de septiembre. Posteriormente, la Dirección General de Medio Ambiente y Sostenibilidad de la Comunidad de Madrid requirió al Ayuntamiento, también durante el pasado mes de septiembre, que incluyera las modificaciones realizadas a raíz alegaciones formuladas en un documento definitivo, algo que, según la Comunidad, no se hizo antes de aprobarlo definitivamente.

Las medidas de restricción a la circulación de vehículos durante los fenómenos de alta contaminación en la ciudad de Madrid afectan al tráfico de los principales núcleos de población de la región, en una comunidad autónoma que orbita alrededor de la capital y que tiene el grueso de las instalaciones logísticas que dan servicio a la práctica totalidad de las empresas de la capital ubicadas en las corona que rodean a la ciudad de Madrid.