La Comunidad de Madrid tiene la intención de inspeccionar a lo largo del presente 2021 80.000 vehículos de transporte, merced a un nuevo plan de inspección elaborado con la colaboración de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, así como del Comité Madrileño de Transporte por Carretera.

De todos ellos, 70.000 se controlarán en ruta, con 45.000 en controles generales, 15.000 por control telemático y 10.000 en controles de pesaje, mientras que otros 10.000 se realizarán en las sedes de las empresas.

Así mismo, también se procederá a la inspección de 1.600 empresas de transporte de mercancías, viajeros, operadores de transporte y plataformas digitales de contratación.

Por otra parte, este ejercicio, la inspección regional madrileña tiene la intención de analizar al menos 100.000 jornadas de 3.700 conductores, para vigilar los tiempos de conducción y descanso.

Resultados de la inspección en 2020

El pasado 2020, las autoridades regionales llevaron a cabo más del 75% de las inspecciones que estaban previstas, hasta alcanzar las 52.725.

El año pasado se realizó un esfuerzo especial en las actuaciones dirigidas al control de vehículos dedicados al transporte de mercancías que circulan con exceso de peso, con cerca de 5.500 vehículos inspeccionados, de tal manera que de las más de 11.000 sanciones resueltas en los controles en carretera, un 48% fueron por circular con exceso de peso.

Por otra parte, el segundo motivo de sanción más habitual fue el de carecer de la autorización necesaria para realizar el transporte de mercancías, con un 39% del total de sanciones.

Adicionalmente, también se vigila la realización del transporte público de mercancías al amparo de autorizaciones de transporte privado complementario, como es el caso de los vehículos vinculados a pequeñas empresas y sus conductores, con controles específicos para las mudanzas y el reparto urbano.

Igualmente, se controlan tanto el transporte de mercancías peligrosas y perecederas, servicios en los que el año pasado se controlaron un total de 5.406 vehículos, como el internacional y de cabotaje con campañas específicas.

En el caso de las inspecciones a empresas, durante 2020 se inspeccionaron más de 6.600 vehículos.

Por lo que respecta a la vigilancia de los tiempos de conducción y descanso, en 202o se alcanzaron las 92.700 jornadas analizadas de 3.684 conductores y 2.778 vehículos, pertenecientes a 786 empresas.