Puerto Bilbao portacontenedores Cezzane

Las empresas de la comunidad portuaria hacen un trabajo fundamental para la economía.

El clúster del puerto de Bilbao, UniportBilbao, ha dado muestras de su fortaleza como factor clave para la internacionalización de las empresas en su asamblea de fin de año, en la que ha reunido a representantes de sus 135 asociados.

La comunidad portuaria de Bilbao es un sector fundamental tanto para la entrega de un producto, sea cual sea su destino, como para el asesoramiento para su fabricación, que permite ahorrar costes y facilita su manipulación y traslado posterior.

Estas empresas hacen un trabajo fundamental para la economía, pero a pesar de ello, se les exigen avales y no se las reconoce como un eslabón clave para la internacionalización. De hecho, se enfrentan a un incremento de los impuestos y de su cuantía.

Entre los impuestos con los que se les grava ha incidido en el IBI para zonas especiales o el nuevo impuesto de sociedades que deberá pagar a partir del año que viene la Autoridad Portuaria, aunque ya se destina parte de las tasas que paga el sector a recursos para distintos fondos como el de accesibilidad, interportuario, o el 4.0.

En cuanto a las principales incertidumbres que tiene ante sí el sector, se encuentran el Brexit, la guerra económica entre Estados Unidos y China, Europa y Rusia, o el hecho de que las navieras compren empresas terminalistas y los terminalistas adquieran operadores logísticos, copando toda la cadena.

Asimismo, la comunidad portuaria de Bilbao se muestra preocupada por los retrasos en el pago a las pequeñas y medianas empresas, y ha hecho suyos retos comunes a otros sectores, como la digitalización, la sostenibilidad, la renovación generacional o una mayor integración de la mujer.