El director general de Transporte y Logística, Carlos Eleno, ha destacado la importancia del Corredor Mediterráneo para la Comunidad Valenciana y ha abogado por priorizar las conexiones ferroviarias y viarias de los puertos, así como la progresiva implantación de las plataformas logísticas como actuaciones fundamentales para el desarrollo del Corredor.

Eleno ha realizado estas declaraciones durante la sesión «Transporte y logística: un rumbo firme hacia el progreso«, con el objetivo de analizar la situación actual y futura de Castellón para proponer soluciones concretas y realistas que ayuden a afrontar un futuro más positivo.

El director general ha explicado la importancia de las comunicaciones de la Comunidad Valenciana con el resto del mundo y la necesidad de enlazar debidamente el sistema productivo y los puertos con el centro de Europa.

En este sentido, ha mostrado su satisfacción por la inclusión del Corredor Mediterráneo como proyecto prioritario en la Red Básica Europea y ha reclamado la urgencia de eliminar los cuellos de botella entre Valencia-Castellón-Tarragona.

Además, ha recordado la necesidad de conectar el territorio en vía de ancho internacional.

Por todo ello, Eleno ha reclamado acciones reales del Gobierno central para que el Corredor Mediterráneo sea una realidad lo antes posible.

Red Logística en los principales puertos

El director general ha destacado la firme apuesta de la Generalitat por una Red Logística que se desarrollará en zonas de actividades logísticas vinculadas a los principales puertos, cuyos nodos estarán vinculados a una terminal ferroviaria de mercancías y se localizarán en áreas de concentración de actividades industriales, logísticas y empresariales. En el caso de la provincia de Castellón, contarán con dos plataformas de este tipo.

Estas plataformas dispondrán de una adecuada accesibilidad viaria y ferroviaria de alta capacidad que unirá los nodos logísticos con el resto de la red de infraestructuras de la Comunidad Valenciana. Además, cualquier área de actividad económica deberá tener un nodo como máximo a 70 km de distancia, el equivalente a una hora de trayecto por carretera.