El presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, ha participado en la XXIII Edición del Congreso Alacat en Barcelona con una ponencia sobre el tráfico de transbordo, en la que ha destacado la voluntad del puerto valenciano de «seguir siendo un puerto transoceánico«.

Durante su intervención, ha señalado su situación geoestratégica ha incrementado la competitividad del recinto y el peso empresarial de su ‘hinterland’, así como su importancia en las importaciones y exportaciones.

Para mantener su estatus, según ha resaltado el presidente, es necesario ser más competitivo en costes, calidad y eficiencia en la prestación de servicios.

En su ponencia, Martínez ha subrayado que las navieras están concentrando sus escalas en menos puertos para reducir los costes de transporte, una situación que ha provocado una concentración de las navieras y de las terminales «generando una situación de oligopolio«.

Sin embargo, tal y como ha indicado, esta concentración no se ha dado también entre los puertos, con lo que se ha incrementado la competencia entre los recintos.

En esta línea, ha explicado que el primer puerto del mundo, Shanghai, concentra el 5,2% del total de la carga mundial, y los 10 primeros recintos canalizan el 31,1% del total.

Por lo que respecta a las navieras, Maersk canaliza el 14,7% del total de mercancías que utilizan el transporte marítimo en el mundo y ese porcentaje se eleva hasta el 70,3% en el caso de las 10 primeras navieras. Respecto a las terminales, las 10 primeras empresas terminalistas absorben el 66,1% del mercado.

Ante este contexto, Martínez ha asegurado que el puerto de Valencia «continuará invirtiendo en conectividad, accesibilidad y competitividad” para fortalecer su posición en el transporte marítimo interoceánico y atender adecuadamente las demandas y necesidades de su ‘hinterland‘.