Durante todo el pasado mes de julio solo se han contabilizado seis huelgas en el sector del transporte y almacenamiento, cuatro menos que en el mismo mes de 2019, con lo que la conflictividad laboral en el sector se mantiene en niveles mínimos como un efecto más de la crisis sanitaria.

Todas estas jornadas de paro han contado con la participación de un total de 68 participantes y han significado la pérdida de 162 jornadas laborales.

Con más detalle y por segmentos de actividad, una de las movilizaciones del mes de julio ha tenido lugar en el segmento de transporte terrestre, con la participación de 16 trabajadores y 16 jornadas laborales perdidas.

De igual manera, las cinco huelgas estantes se han producido en las actividades postales y de correo. En ella han tomado parte un total de 52 trabajadores y se han dejado de trabajar un total de 146 jornadas laborales.

En concreto, todos los participantes en las movilización del sector logístico y de transporte durante el mes de julio han participado en huelgas de empresa que se han realizado por motivos estrictamente laborales sin relación con la negociación colectiva.

Estas seis huelgas del sector logístico y de transporte del séptimo mes de 2020 suponen el 13,04% del total de 46 habidas en toda España en todo el período y que, por su parte, han contado con 16.024 participantes y han supuesto la pérdida de 41.230 jornadas de trabajo.

En la primera mitad del presente 2020 se han producido 19 huelgas en el sector logístico y de transporte, 58 menos que en los primeros siete meses del año pasado.

Estas movilizaciones han contado con la participación de 1.019 trabajadores que han dejado de trabajar 7.773 jornadas laborales.