La negociación de los convenios colectivos del transporte sigue agitando la estabilidad en el sector de mercancías y la conflictividad se empieza a extenderse a otras provincias, más allá de Madrid y Barcelona.

Así, los sindicatos CCOO, UGT y LAB han anunciado movilizaciones en el sector del transporte de mercancías por carretera de Vizcaya en protesta por la negociación del convenio colectivo, porque consideran «insultante» la propuesta de la patronal Asetravi.

Según denuncia CCOO se pretende recortar derechos laborales, y a esto hay que añadir la utilización que la patronal quiere realizar de la Reforma Laboral, que ni se plantean paliar los efectos que ésta va a tener ante los derechos de trabajadoras y trabajadores”.

Con este panorama, las organizaciones sindicales convocaron el pasado 3 de mayo a delegados a  una Asamblea en la sede de CCOO, donde se explicó la situación laboral planteada y el futuro que se presenta. Tras la asamblea se realizó una concentración en la sede bilbaína de la patronal Asetravi y otra en la de Guitrans, en Guipúzcoa.

Los convocantes de las movilizaciones proseguirán sus protestas en las tres provincias vascas los días 8 y 10 de mayo. Actualmente se está valorando la posibilidad de realizar una huelga en el sector del transporte de mercancías de Euskadi, “por la pretensión de recortar los derechos existentes y conseguidos desde años tras largas y arduas negociaciones, por la distribución de jornadas, los complementos de incapacidad temporal o las vacaciones” , entre otros derechos adquiridos que intenta hacer “desaparecer” la propuesta patronal señalan los sindicatos.

Realismo y responsabilidad

Por su parte, la patronal Asetravi alega que desde que se inicio el proceso negociador en 2009 siempre se ha guiado por criterios de «realismo y responsabilidad«. En todo caso, entiende que resulta inadmisible para un sector que se halla prácticamente en quiebra «aceptar reivindicaciones descabelladas y absolutamente inasumibles», como son las que proponen los sindicatos.

La patronal vizcaína niega que su pretensión sea rebajar las condiciones económicas de los trabajadores sino que lo que se intenta es adaptar , «como es lógico, preceptivo y necesario, el nuevo convenio a la legislación vigente«, y recuerda que «las retribuciones fijadas en el convenio de Vizcaya son, junto a las de Barcelona, las más altas de España«.

El secretario general de Asetravi, Enrique Pérez Ortiz de Mendivil, ha asegurado a cadenadesuministro.es que la patronal sigue dispuesta a negociar siembre bajo «planteamientos razonables» y advierte que «las movilizaciones y amenazas de huelga, aunque legítimas, no contribuyen en absoluto a superar esta situación«. En todo caso, reconoce que en estos momentos no hay fecha para un nuevo encuentro con los sindicatos para continuar las conversaciones.