La construcción del synchrolift que está llevando a cabo URSSA en el muelle de Cantabria del puerto de Tarragona ha ganado un mes a los plazos de ejecución previstos.

La empresa ya ha recibido en las instalaciones del puerto de Tarragona las últimas vigas necesarias por la construcción del elevador que ya cuenta con una longitud total de 150 metros y ya ha completado más del 60% del armado y de la soldadura.

En consecuencia, ya se han empezado los trabajos de limpieza esta misma semana y todo apunta a que las maniobras de transporte se adelantarán al mes de agosto.

Este elevador de barcos contará con un total de 32 piezas que llegan por transporte especial de carretera desde el País Vasco y estará formado por bloques intermedios de dimensiones de 25 x 70 x 3 metros y de unas 700-800 toneladas cada una, que acabarán conformando una estructura de 2.428 toneladas.

La construcción y ensamblaje de un proyecto de proyecto requiere de una alta especialización y trabajos que pueden prologarse  hasta 12 meses que, además exigen grandes calados, mano de obra especializada y un proceso muy exigente en el momento de la carga en el barco.

Este proyecto de colaboración con URSSA, que será embarcado con destino Argelia una vez se termine, refuerza el tráfico de carga de proyecto del enclave tarraconense.