Durante el mes de mayo se han suscrito 2.606 contratos de trabajo para nuevos mensajeros y repartidores, un 0,76% menos que en abril de este mismo ejercicio, pero un 25,71% más que en el mismo mes de 2017.

Del citado volumen, 2.051 eran temporales y 1.491 eran de jornada parcial. El índice de rotación en esta categoría profesional se ha colocado en el penúltimo mes del ejercicio en un 1,06, una centésima por debajo del dato de abril.

Servicios de comidas y bebidas, empresas de actividades postales y de correo, comercio, tanto al por mayor como al por menor, así como industrias de alimentación son las que más contrataciones de mensajeros y repartidores acumulanen el quinto mes de 2018.

Por sexos, 2.355 contratos fueron para hombres, un 2,2% menos que hace un mes, y 251 para mujeres, un 15,14% más que en abril.

Los jóvenes suponen más de la mitad de los contratos de esta categoría profesional en el mes, con un 50,58%. Tras ellos, los mayores de 45 años suponen un 14,97% de los contratos de repartidores y mensajeros del mes de mayo y, a continuación, los ciudadanos extranjeros constituyen otro 12,62% de los contratos para estos profesionales.

Por provincias, Madrid acumula 569 contratos laborales para mensajeros, un 12,73% mensual menos. A continuación, Barcelona suma 224 contratos, un 2,75% más que hace un mes, y Málaga alcanza los 161, un 0,62% menos que en abril de este mismo año.

Además, en Sevilla también se registraron 158 contratos de trabajo para repartidores y mensajeros, un 13,67% mensual más, mientras que en Cádiz se totalizaron 133, un 10,74% menos que en el cuarto mes de este año, y en Valencia se sumaron otros 111, un 1,83% más que hace un mes.

Así mismo, de todos los contratos laborales para mensajeros registrados en mayo, un total de 395 implicaron movilidad del trabajador a otra provincia, lo que coloca la tasa de movilidad para esta categoría profesional en el 15,16%, 1,18 puntos porcentuales menos que en abril.