El informe del mercado de inmuebles logísticos en Cataluña elaborado por Forcadell establece una contratación de espacios en el primer trimestre de 2020 hasta 108.929 m², que equivale a un 51,5% menos que en el mismo periodo del pasado 2019.

Aunque el efecto de la crisis sanitaria del coronavirus se ha reflejado de forma reducida en los resultados del mes de marzo, sí que se constata un claro impacto en el total del primer trimestre.

En el primer trimestre 2019 se han firmado el alquiler de 94.000 m² en ZAL para Decathlon y 46.000 m² más en Molins de Rei para DSV, operaciones excepcionales que contribuyeron a alcanzar entonces los 224.762 m² totales del trimestre.

En este contexto, los resultados de contratación del primer trimestre 2020 han sido claramente los menores en un primer trimestre desde 2016 y, debido a la actual de crisis sanitaria, que tendrá un fuerte impacto en el segundo trimestre.

Análisis por coronas

En cuanto al análisis por zonas, en el primer trimestre la 2ª Corona de Barcelona registró un incremento de superficie contratada del 41% con 44.765 m² totales en siete operaciones. La 3ª Corona ocupó el segundo lugar en volumen de metros cuadrados comercializados, con 38.734 m², también en siete operaciones mientras que la 1ª Corona registró 25.380 m² en seis operaciones.

La disponibilidad sigue siendo baja aunque se han dado algunos cambios de nave que liberarán espacios en 1ª Corona propiciando operaciones futuras.

La mayoría de las operaciones realizadas en el primer trimestre lo han sido con naves ya construidas y sólo un 30% lo fueron obra nueva o llave en mano, cambiando la tendencia de los últimos trimestres. Además el producto de nueva construcción se está agotando al tiempo que se ponen en el mercado naves que han estado ocupadas.

La operación media se ha situado en los 5.446 m² siendo la de mayor superficie una de 20.000 m² en Vilarrodona. Destacan también dos operaciones en el CIM Vallès de 8.000 m² y 4.000 m² respectivamente que han agotado la disponibilidad en éste polígono.

Las plataformas de supermercados, distribución farmacéutica y e-commerce están alta ocupación pero cierto es que otros sectores como la distribución industrial y horeca han visto reducido drásticamente el volumen.