instalaciones-de-goodman-para-dsv-en-molins-de-rei

En 2019 se han cerrado 60 operaciones en Cataluña.

El mercado inmologístico catalán ha cerrado el ejercicio 2019 con un nivel de contratación de 594.172 m², lo que supone una retroceso del 10,7% frente a los 665.952 m² del año anterior, según los datos de Savills Aguirre Newman.

Esto se debe a que se han registrado menos operaciones por encima de los 20.000 m², que habían batido un récord durante 2018, y ha descendido el número de productos ajustados a las necesidades de la demanda.

En total, se han cerrado 60 operaciones, principalmente situadas en las comarcas del Barcelonés, Bajo Llobregat y Vallés Oriental u Occidental, entre las que destacan la de Decathlon en la ZAL, Districenter Llisá de Munt y DSV en Molins de Rei.

Durante el último trimestre de 2019, la absorción ha sido de 125.216 m², frente a los 172.337 m² del año precedente. En total, se han cerrado 13 operaciones, dos más que en el mismo trimestre de 2018, muchas de ellas en el sector del e-commerce y el farmacéutico.

Hay que tener en cuenta que en 2019, ha estado condicionado por una tasa de disponibilidad muy baja y una oferta que, por superficie o ubicación, no se adecuaba a las necesidades de la demanda. En cambio, se mantienen al alza las operaciones llave en mano, que suelen suponer una mayor permanencia por parte del operador en el activo o unas rentas más elevadas.

Buenas perspectivas para 2020

Según avanzan desde Consulta, se espera que para 2020, se entreguen 400.000 m² más, de los cuales ya se encuentra pre-alquilada el 70% de la superficie, superándose en 2021 la barrera de los 5.000.000 m². Sumando el espacio disponible con el que está previsto entregar en 2020 sin inquilino, el mercado contará con unos 300.000 m² para absorber una demanda que se situará por encima de los 400.000 m².

Este exceso deberá cubrirse con inmuebles llave en mano, dado que el mercado catalán cuenta con suelos para ejecutar nuevos proyectos logísticos por un volumen de 800.000 m² y se estima que la mitad se podrían ejecutar a corto plazo.

En lo que respecta las rentas, se han incrementado ligeramente, situándose en 7 euros/m²/mes en la zona prime y en 4,50 – 5 euros/m²/mes en el área metropolitana, estableciéndose entre 3,50 – 4,20 euros/m²/mes en el resto del territorio catalán.