goodman_molins-de-rei

Entre los grandes proyectos, destaca el de Goodman para DSV.

El mercado inmologístico de Barcelona ha alcanzado durante el primer trimestre de 2019 un nivel de contratación de 227.860 m², correspondientes tanto a operaciones en alquiler como a compra de suelo, lo que supone un incremento del 22,5%, según los datos de Savills Aguirre Newman.

Durante los tres primeros meses del año se han cerrado un total de 15 transacciones, entre las que se encuentra un proyecto de 93.000 m² en la ZAL de Barcelona y otro de Goodman para DSV de 46.000 m². Descontando estas operaciones, la superficie media sería de 6.600 m², que es actualmente la demanda de espacio más habitual en la zona de Cataluña.

Además, se han cerrado seis proyectos ‘llave en mano’, que siguen creciendo ante la falta de espacio adecuado para las necesidades particulares de las empresas. Otros dos responden a autopromoción.

Las grandes operaciones están vinculadas al e-commerce, que sigue teniendo un gran protagonismo en el mercado inmologístico de Barcelona. Entre los inversores, destacan los institucionales y algún operador privado, que han cerrado acuerdos por valor de 60 millones de euros.

El mercado de inversión sigue muy activo, con siete operaciones ejecutadas. Entre los inversores, destacan principalmente, los institucionales y algún operador privado, que han llevado a cabo operaciones por valor de 60 millones de euros.

Las rentabilidades obtenidas oscilan entre el 6% y el 7,5%, en función de la zona y el activo. Por zonas, se han materializado tres proyectos en la tercera corona, mientras que en el centro se han llevado a cabo otras tres con un total de 114.200 m², el 50% de la superficie total.

Muy probablemente, el mercado superará los 340.000 m² en Cataluña 2019 y en cuanto a la oferta, está previsto la incorporación de 272.500 m², a los que se añadirán un mínimo de otros 68.500 m² en 2020.