Uno de los efectos de la transformación digital es la convergencia de los servicios financieros y las tecnologías modernas, de modo que las empresas puedan beneficiarse de mayores posibilidades de integración con otros servicios digitales e incluir múltiples servicios en una solución integrada.

En el transporte por carretera, esto podría significar combinar los servicios telemáticos, las tarjetas de combustible, el cobro de peajes en toda Europa, la financiación de las actividades operativas, los seguros y la conversión de divisas, en una oferta de un solo proveedor que proporcionará la tecnología y los servicios financieros relacionados.

Según explican desde Eurowag, el transporte por carretera ofrece muchas oportunidades para la digitalización y los servicios fintech. En este sentido, las tecnologías desempeñan un papel fundamental en la optimización de rutas o la recogida de datos telemáticos, mientras que los servicios financieros entran en juego, por ejemplo, en las estaciones de servicio.

Así, el conductor puede ver los precios del combustible en diferentes estaciones de servicio en la pantalla de navegación, pudiendo realizar el pago con una tarjeta de combustible o automáticamente mediante un sistema de pago a bordo. Esto no solamente es más rápido, sino también más seguro, ya que deja poco margen para posibles fraudes.

En estos casos, la tarea de las empresas de tecnología financiera es conectar una solución de pago con los sistemas de los proveedores europeos de combustible, de modo que el transportista reciba una única factura para todos sus camiones.

Del mismo modo, gracias a la Directiva 2004/52/CE, el proveedor del Servicio Europeo de Telepeaje se encargará de la liquidación del pago con todos los operadores de los sistemas de peaje respectivos y el transportista recibirá una única factura por todo el trayecto, independientemente de la ruta real.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110