La Autoridad Portuaria de La Coruña ha comenzado ya las obras de mantenimiento del cierre perimetral del puerto interior, en el tramo que discurre entre la plaza de Orense y la Casa del Mar.

Estos trabajos, que cuentan con un presupuesto de 61.000 euros y un plazo de ejecución de un mes y medio, se centran en la puesta a punto del muro, cuya construcción data en algunos tramos del año 1929.

Aunque el cierre se ha reformado en varias ocasiones anteriores, existen tramos que presentan un deterioro que la Autoridad Portuaria va a subsanar.

En una primera fase, los trabajos se centrarán en la limpieza de la estructura y se realizarán en horario nocturno para minimizar las molestias en el tránsito peatonal, ya que es necesario perimetrar cada zona de actuación.

La solución adoptada respetará todo el diseño y configuración del murete, pilares y capiteles, el tratamiento de acabado y el color del cierre.

De igual modo, en el tramo que discurre entre la avenida de Alfonso Molina y la plaza de Orense se rehabilitará el enfoscado de los muros y de los pilares del cierre perimetral, y se procederá a su pintado.

Al tiempo, en el subtramo entre Primo de Rivera y la Casa del Mar se contempla la reparación de cinco pilares, del enfoscado de los muros y de los restantes pilares, así como la aplicación también de pintura.