Un artículo publicado por el Banco de España esta misma semana estima que el empleo en el sector logístico y de transporte se ha visto poco afectado por la crisis sanitaria, toda vez que se ha mantenido como actividad esencial para el abastecimiento de productos de primera necesidad a la población.

Frente al sector logístico, hay otros más afectados por el coronavirus, como el turismo, la hostelería, el ocio y el comercio, cuyo personal podría buscar un tránsito hacia nuevas vacantes en otros segmentos de ocupación y de este modo evitar ir al paro.

Sin embargo, las habilidades del personal de estos sectores no cuadran con las que se necesitan en el sector logístico y de transporte.

Aún así, el Banco de España estima que las ramas de transporte que se pueden ver más directamente afectadas por la caída del turismo en el ámbito del transporte tendrían en general más alternativas dentro del propio sector.

En este sentido, la institución considera que las habilidades de los trabajadores damnificados de las ramas de transporte terrestre, marítimo y aéreo son similares a las demandadas en el transporte de mercancías por carretera y los servicios de mudanza, el transporte de mercancías por ferrocarril y las actividades de depósito y almacenamiento.

Así mismo, el Banco de España pide que para buscar soluciones a estos problemas de empleabilidad que pueden surgir para una parte importante de los trabajadores es necesario reforzar con urgencia el servicio público de empleo, con el fin de potenciar la orientación individualizada como política activa.