La cifra de negocio de Stef se ha resentido el año pasado como consecuencia de la pandemia y refleja una caída anual de un 8,6%, para un total anual de 3.145 millones de euros.

Como consecuencia, el operador galo especializado en logística refrigerada ha obtenido un resultado operativo de un 116,9 millones de euros, un 28,2% menos que en 2019, con un resultado neto de 72,8 millones de euros, un 27,5% anual menos.

Por lo que respecta a sus resultados operativos, el área de actividad en Francia ha alcanzado en 2020 113,6 millones de euros, el de internacional suma 29,5 millones de euros y el de marítimo ha tenido un resultado negativo de 26,3 millones de euros, con lo que queda 0,2 millones de euros para otras actividades.

Así mismo, en lo que se refiere a la evolución de su filial española, Stef destaca su buen comportamiento, pese a la pandemia, con la incorporación de un nuevo cliente en el área de la gran distribución.

De igual modo, de cara al presente 2021, la compañía francesa estima que ha tenido capacidad de adaptación y resiliencia que le ha permitido pasar el año sin comprometer sus capacidades de desarrollo e inversión, por lo que mantiene sus objetivos de negocio para 2021.