El mercado mundial de carga aérea disminuyó por segundo año consecutivo, cayendo un 1,5% en 2012 tras una caída del 0,6% en 2011, según los datos de la IATA que acaba de hacer públicos.

Según señala la organización aérea internacional, la carga aérea ha estado bajo la presión de la desaceleración del crecimiento del comercio mundial y de los cambios en el reparto de las cargas. Así, la expansión de las economías emergentes han impulsado la demanda de productos a granel transportadas por mar, mientras que la debilidad económica en Occidente ha debilitado la demanda de bienes de consumo de alto valor transportados por vía aérea.

Según IATA, la capacidad de carga aérea creció un 0,2% durante el año, y el factor de ocupación de carga fue de 45,2%.

Reparto por áreas 

Las compañías aéreas de la zona de Asia-Pacífico (las más grandes en el mercado de carga aérea) registraron una disminución del 5,5% en la demanda y un recorte de su capacidad del 2,4%. Como importante centro mundial de fabricación, la región sufrió la desaceleración de la demanda en los mercados occidentales. El factor de ocupación de carga, aunque se mantuvo como el más alto de todas las regiones con un 56,1%, cayó más que en ningún otro, perjudicando la rentabilidad de carga.

Las compañías europeas y norteamericanas también vieron caídas en su demanda de carga, de 2,9% y 0,5%, respectivamente. Las compañías europeas aumentaron su capacidad en un 0,3%, lo que ha implicado una caída del factor de ocupación hasta el 47,2%. Por su parte, las compañías norteamericanas lograron reducir la capacidad en un 2,0%, por delante de la caída de la demanda, pero aún así su factor de carga se situó en un 35,0%, el segundo más débil de todas las regiones.

Mientras, las líneas aéreas sudamericanas sufrieron una caída de su demanda de carga de un 1,2%, pero su capacidad creció 4,9% durante el año, dejando que el factor de carga disminuyera hasta el 38,3%.

Las compañías de Oriente Medio y África ha sido en 2012 las beneficiarias de nuevas rutas y el desarrollo de vínculos comerciales entre las dos regiones. La demanda de carga creció un 7,1% y 14,7% respectivamente. Las aerolíneas de Medio Oriente tuvieron la expansión más rápida de la capacidad de carga de cualquier región (11,4%), pero el coeficiente de ocupación mejoró aún hasta un 44,8%. Mientras, la capacidad de mercancía de las líneas de África creció un 9,2%, superando a la demanda. El porcentaje de ocupación de carga disminuyó a sólo el 24,7%, la más baja de todas las regiones.