software

Pese a las dificultades económicas, el software para gestionar la cadena de suministro creció un 7,1% alcanzado los 8.300 millones de dólares en el pasado ejercicio, según el análisis llevado a cabo por la consultora Gartner en su informe «Market Share Analysis: Software Supply Chain Management, Worldwide, 2012«.

Durante 2012, la toma de decisiones sobre los presupuestos se han mantenido sumamente cautelosos en general, pero las inversiones para la cadena de suministro continúan con su carácter prioritario y han registrado constantes crecimientos. 

América del Norte y Europa Occidental siguen siendo los principales consumidores de software para la cadena de suministro, con casi el 77% de los ingresos de mercado. Sin embargo, los resultados en Europa Occidental han caído en comparación con el continuo crecimiento de otros años. Mientras la región Asia-Pacífico ha experimentado un fuerte crecimiento, lo que refleja un cambio hacia la inversión en tecnología en los países emergentes.

El mayor proveedor de software ha sido una vez más SAP que mantiene su posición de participación en el mercado, con un incremento del 11,6%. El grupo, que mantiene una posición en el mercado global del 20,8%, alcanzó los 1.700 millones de dólares en ingresos por software.

En segundo lugar Oracle tuvo otro buen año en su negocio de la cadena de suministro, con un crecimiento del 12,1% y alcanzando los 1.500 millones de dólares en ingresos durante 2012. JDA Software mantiene el tercer lugar en 2012, exhibiendo fuertes ventas nuevas y el aumento de los precios promedio de ventas a través de la mayor parte del año.

En un mercado altamente fragmentado, los cinco principales proveedores de software de SCM mantuvieron su status frente a los competidores más pequeños en 2012, lo que representa casi el 50% de los ingresos.

El «Software como Servicio» (SaaS) en la gestión de la cadena de suministro ha mostrado un crecimiento por encima del mercado, un 13% en 2012, mientras que las nuevas licencias experimentaron un crecimiento más lento del 3,5%, como organizaciones enfocadas en la implementación rápida a un coste inicial más bajo.