La producción de petróleo se mantiene.

China será el mayor consumidor de petróleo del mundo dentro de 25 años.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) considera que la ‘era del petróleo’ tiene una fecha límite, pero todavía lejana. Así, prevé que la demanda mundial de petróleo continúe aumentando hasta 2040, cuando podría alcanzar los 103,5 millones de barriles diarios, frente a los 92,5 millones de barriles diarios registrados en 2015, según informa el Economista.

En su informe sobre las perspectivas energéticas mundiales de 2016, la agencia explica que la demanda global de crudo se incrementará durante años como consecuencia de la falta de alternativas en los combustibles para transporte por carretera, la aviación, y las petroquímicas.

No obstante, el crecimiento se reducirá en favor de las renovables y el gas natural. Asimismo, los motores y sistemas de funcionamiento serán cada vez más eficientes, y el crecimiento demográfico será menor, lo que incluirá en el consumo futuro.

Además, teniendo en cuenta los compromisos adquiridos en el Acuerdo de París sobre el cambio climático, la AIE estima que dentro de 25 años China será el mayor consumidor de petróleo del mundo, con 15,1 millones de barriles diarios.

Superará, por tanto, a Estados Unidos, que reducirá en 4,9 millones de barriles diarios su consumo actual de crudo, hasta los 13,1 millones de barriles. Por su parte, La India, que consumirá 9,9 millones de barriles diarios, frente a los 2,3 millones actuales, será el país que más incrementará su demanda.

Periodo de «gran volatilidad» en los precios del crudo

De la misma manera, la AIE prevé un periodo de «gran volatilidad» en los precios del petróleo. Si suben en el corto plazo, los productores podrán reaccionar rápidamente para introducir más crudo en el mercado, lo que provocará un «movimiento de ida y vuelta«.

No obstante, a pesar de que el número de vehículos particulares se duplicará en los próximos 25 años, la demanda de combustibles se verá reducida gracias a los avances realizados en eficiencia y biocombustibles, así como al incremento de vehículos eléctricos.

La organización contempla un total de 150 millones de vehículos eléctricos en circulación, frente a los 1,3 millones actuales, y prevé que las energías renovables produzcan el 37% de la energía global, frente al 23% de la actualidad.

En lo que respecta a las emisiones de CO2, crecerán a un ritmo medio del 0,5% anual hasta 2040, mientras que la demanda de gas natural aumentará un 50%, superando la cuota energética del carbón.