Composición con dos locomotoras de la SNCF Fret

Los máximos responsables de los dos pilares del transporte ferroviario francés, la SNCF, operador público ferroviario, y la RFF, el gestor de la red, están perdiendo la paciencia con el ministro galo de Transporte, Frédéric Cuvillier.

Así al menos lo señala la prensa del país vecino que informa que a ojos de ambos responsables ferroviarios el proyecto de ley propuesto por el ministro y que dará a luz verde a un “holding ferroviario público unificado» lleva un ritmo de tortuga. De hecho, existen voces que cuestionan la voluntad del gobierno para llevarlo a cabo .

Sin embargo, el responsable máximo del transporte ferroviario francés cree que son sospechas infundadas e insiste en que el proyecto avanza de acuerdo con el procedimiento constitucional galo.

Así, está previsto que el Consejo de Estado emita su dictamen sobre el proyecto de ley antes de finales de septiembre. El calendario parlamentario iniciará entonces su marcha. El objetivo es que a finales de este año o principios del próximo 2014, el proyecto entre en la Asamblea Nacional con el fin de que sea discutido en el primer semestre de 2014 , ha señalado el ministro a Le Figaro. En su opinión, todo este proceso lleva “un poco de tiempo, pero no se pierde» .

El gobierno francés, que tiene como objetivo hacer un modelo ferroviario más eficiente y financieramente “más virtuoso” , cree que este “tempo” va a crear un consenso en torno a una reforma “sensata”. 

El objetivo es calmar a los funcionarios que gestionan diariamente el ferrocarril francés en los diferentes departamentos. Este período también se utiliza para tranquilizar a los sindicatos que exigen la reunificación de la familia «ferroviaria» , compuesta  por el administrador de infraestructuras y el histórico operador nacional, separados desde hace 15 años.

Por otro lado, también se está produciendo una carrera entre el Gobierno francés y la Comisión Europea. De hecho , a finales de 2014, un conjunto de normas europeas requerirá a los Estados una separación clara entre las dos actividades, gestor de infraestructura y operaciones ferroviarias. Justo el tiempo suficiente para que el gobierno francés pueda tramitar su Ley de Reunificación en la Asamblea, lo que le permitiría escapar de las nuevas reglas de Bruselas.

Mientras, la SNCF se ha fijado un solo límite temporal: enero de 2015 para la entrada en vigor de la reforma, Francia espera convencer a la Comisión para suavizar los límites del proyecto legislativo.