Antolin Goya, Coordinadora Asamblea General Extraordinaria IV Acuerdo marco de la estiba, Madrid

Antolin Goya, del sindicato Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar

La creación de un proyecto común para defender el modelo europeo de la estiba y, más concretamente, el español, ha sido «uno de los temas nucleares» debatidos durante la VI Asamblea General del Consejo Internacional de Estibadores Portuarios que se ha celebrado en Tenerife entre el 30 de septiembre y el 1 de octubre.

Según Antolín Goya, del sindicato Coordinadora y ahora ya ex-coordinador del IDC, «España tenía mucho interés en que Europa y el resto del mundo conozca la situación real» en referencia a la demanda presentada por la Comisión Europea ante el Tribunal Superior de Justicia Europeo. Así, Goya ha afirmado que detrás de esta acusación de la CE estaría «el intento de llevar las políticas de austeridad y de precariedad» al sector de la estiba, después de aplicarlas en otras actividades.

Sin embargo, esta denuncia «no tiene ningún sentido», ya que el modelo español, además de haber demostrado su «fiabilidad» y que «es rentable», fue «claramente» pactado con el Gobierno y los operadores de terminales.

Por ello, desde Coordinadora, tratarán de abrir un diálogo tanto con el Ejecutivo español, «que es quien tiene que defender el modelo español ante el Tribunal de Luxemburgo», como con los grandes operadores españoles e internacionales, «que son los que más se van a ver afectados en clase de conflictos en los puertos». En este sentido, el sindicato ofrecerá su ayuda en la defensa técnica y administrativa, y en el impulso de manifestaciones públicas.

En concreto, lo que actualmente está en discusión por parte de la Comisión Europea es la falta de una capacidad de competencia entre las empresas estibadoras al no existir la posibilidad de contratar trabajadores que no cumplan los requisitos que cumplen los estibadores españoles. Desde la CE, según ha afirmado Goya, se sostiene que al estar dentro de la Comunidad Europea «cualquier empresa estibadora podría montarse en España y trabajar con trabajadores de cualquier otro país europeo sin que tenga la formación necesaria para ser estibador en España».

Sin embargo, este sistema no respetaría el ‘pool’ de estibadores que ya están desarrollando esa labor en el puerto. La realidad es que «todos los puertos europeos se gestionan a través de ‘pool’, sean privados o públicos» y, en particular, el modelo español.

Negociaciones en el puerto de Valencia

Goya se ha mostrado optimista con respecto a las negociaciones del convenio colectivo de la estiba en el puerto de Valencia, en donde el sindicato «ha mantenido una posición abierta desde el primer momento, con ganas de llegar a acuerdos y analizándose en profundidad, no sólo los intereses de los estibadores portuarios, sino también lo que necesita el puerto para conseguir estabilidad».

De esta forma, a pesar de que las negociaciones han sido «tensas y complicadas», la percepción de Goya es que se tiene la capacidad de acercase «mucho» a los términos de un acuerdo.

En cuanto al resto de la estiba en España, «vive el momento de incertidumbre» ante la sentencia del TJUE, aunque, según Goya, se siguen realizando esfuerzos para volver a generar empleo, consolidar tráficos y planteando en cada puerto planes de futuros. En este sentido, Goya ha considerado que todos los actores del sistema portuario español deben dar un paso más para aumentar la oferta las grandes multinacionales.

Según Goya, Puertos del Estado debería ayudar a que crear sinergias entre todos los participantes del sistema portuario, algo que podría haber hecho el Observatorio de Costes de Puertos del Estado, «pero que sin embargo no ha fraguado«.

No obstante, el sindicato tampoco ha encontrado «demasiada afinidad» para tener ese frente común entre los operadores, «al existir competencia entre ellos», ha supuesto el coordinador. A pesar de ello, el sindicato seguirá siendo partícipe de esta idea y no estar en disposición de seguir esta línea «nos parece un error estratégico».

Nuevo presidente del IDC

Además, durante la Asamblea General del IDC se ha llevado a cabo la elección de un nuevo coordinador general, cargo al que Antolín Goya, después de siete años al frente de la organización, no ha concurrido. De esta forma, Jordi Aragunde, coordinador de la zona catalana-balear de Coordinadora hasta hace unos meses y estibador del puerto de Barcelona, ha sido el candidato propuesto por España y el que ha ganado las elecciones.

Aragunde se ha comprometido a continuar la senda iniciada por Goya y ha resumido los pilares sobre los que se asentarse su estrategia del IDC en “unidad sindical y solidaridad en defensa de nuestra profesión, defensa de unas condiciones de trabajo dignas».