La empresa pública Plataforma Logística de Zaragoza, Pla-Za, ha acordado renunciar a la ampliación de capital aprobada el pasado mes de junio con la que pretendía cubrir la deuda acumulada por la sociedad, que vence el próximo 30 de abril.

La negativa por parte del Ayuntamiento de Zaragoza, Ibercaja y Caja Inmaculada en entrar en la ampliación se debió a que se querían evitar cambios en el reparto accionarial de la sociedad. En la actualidad la Dirección General de Aragón tiene un 51,52%, frente a las participaciones minoritarias del consistorio con un 12,12%, y del 18,18% que tiene cada una de las cajas de ahorro.

Con esta decisión quedaría en el aire cómo se hará frente a la deuda, aunque el Gobierno de Aragón ya explicó que la deuda se afrontará con con importe no utilizado del crédito sindicado, con aportaciones de los socios y con la venta de parcelas.

Respecto de las líneas de financiación de las que dispone la empresa pública, el Gobierno de Aragón ha explicado que tras la solicitud de un crédito de 113 millones de euros, de los que se han empleado 111,9, la Plataforma Logística de Zaragoza todavía dispone de 1,1 millones de euros.

Por otro lado, el Ejecutivo ha señalado que, como medida para garantizar el pago de la deuda, las empresas participadas con dificultades de financiación deberán acometer un plan de viabilidad.