Control de la Guardia Civil a camiones

Durante esta campaña se han producido dos detenciones a dos conductores de camiones.

La campaña especial de vigilancia para camiones y furgonetas puesta en marcha por la Dirección General de Tráfico (DGT) ha concluido con un total de 8.589 denuncias a conductores, en una semana, por no cumplir con algunos de los preceptos de la normativa.

Se han controlado 38.217 furgones y furgonetas, habiéndose denunciado por diferentes preceptos a 4.220 de ellos. Las normas más infringidas han sido por exceso de velocidad (1.402) y por no tener en regla la ITV (790).

En cuanto a los camiones, han sido controlados 21.877 en esta semana de campaña y se han denunciado a 4.369. El exceso de horas de conducción y las irregularidades en los tacógrafos han sido dos de los preceptos más infringidos. Concretamente, 891 conductores han sido denunciados por excesos de horas conduciendo y 752 por irregularidades en el tacógrafo.

Dos detenciones

Además, ha sido detenido un conductor de un camión articulado de gran tonelaje por superar ocho veces la tasa máxima de alcoholemia permitida. Fue detenido como presunto autor de un delito por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas y puesto a disposición judicial. El vehículo quedó inmovilizado.

Otro incidente, en la N-344, se produjo con un conductor de camión de gran tonelaje que resultó positivo en la prueba de detección de drogas en cannabis y derivados. Además, los agentes le incautaron una bolsa que contenía una cantidad significativa de marihuana, por lo que le formularon dos denuncias, una de ellas por circular con presencia de drogas en el organismo sancionada con 1.000 euros y la pérdida de seis puntos de su permiso de conducción, y otras por la Ley de protección de la Seguridad Ciudadana por tenencia ilícita de drogas.