Desde este pasado lunes, la DGT tiene en marcha una nueva campaña de vigilancia de camiones y autobuses, con controles en las principales carreteras del país.

La vigilancia especial de los agentes de tráfico se desarrollará hasta el próximo domingo, 18 de octubre, y se centrará en inspecciones sobre los vehículos y los conductores.

En concreto, durante estos siete días se controlarán aspectos como velocidad, alcohol y drogas, uso del cinturón de seguridad, horas de conducción y descanso, tacógrafo, exceso de peso, seguridad de la carga transportada, así como la documentación y del vehículo y del conductor y los defectos técnicos del vehículo.

En este último caso, es toda una incógnita la valoración que harán los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil al respecto de los plazos para pasar las ITV, ante la reciente sentencia del Tribunal Supremo.

En la última campaña de vigilancia de vehículos pesados llevada a cabo por la DGT, se controlaron un total de 19.499 vehículos.

Así mismo, en el período de control, 4.823 conductores de camiones y 120 de autobuses fueron denunciados por diferentes incumplimientos de la normativa, de tal manera que también se procedió a inmovilizar 116 camiones por diversos motivos.