Disminución del tráfico en las carreteras andaluzas.

Según el Plan General de Aforos 2011, elaborado por la Consejería de Fomento y Vivienda para medir la Intensidad Media Diaria IMD de las vías autonómicas teniendo en cuenta los tramos y los tipos de vehículos, las carreteras autonómicas de la red principal registraron durante 2011 un descenso del tráfico del 3,3% respecto al año anterior, con un total de 11.959 millones de kilómetros recorridos por los vehículos que transitaron por ella, compuesta por 6.422 km y distribuida en las mallas básicas estructurante y de articulación, así como en la red intercomarcal.

De acuerdo con la información correspondiente a 2011 los vehículos pesados recorrieron 1.148 millones de kilómetros del cómputo total, lo que supone un 9,6%, y los turismos el 90,4% restante, lo que equivale a 10.811 millones.

En cuanto a la tipología de vías, las redes básicas estructurante y de articulación, es decir, las que soportan los tráficos de largo y medio recorrido, canalizaron una demanda de tráfico de 7.271 millones de kilómetros. Las vías intercomarcales, que complementan a la red básica asumiendo los tráficos interurbanos de medio recorrido entre ámbitos subregionales, se apuntaron un volumen de 4.688 millones de kilómetros.

Una evolución negativa que se confirma

La caída del 3,3% experimentada el pasado ejercicio viene a confirmar la tendencia decreciente registrada por las carreteras andaluzas en la evolución de las intensidades de tráfico que comenzó a partir de 2008 con motivo de la crisis económica. En ese año la intensidad media diaria de tránsito descendió un 0,8%, un retroceso que se vio intensificado en 2009 y 2010, con descensos del 2,8% y del 2,7%. La suma de esa prolongada desaceleración alcanza un porcentaje acumulado del 9,2% en el año 2011 respecto de 2007, año en el que llegó a su fin la senda de crecimiento iniciada en 1994. Después de 13 años, en 2007 se había más que duplicado la demanda de tráfico.

Por provincias, en los últimos cuatro años las provincias de Almería, con una bajada del 13,4%; Córdoba, con un porcentaje negativo del 12,1%; Sevilla, con una caída del 11,7%; y Granada, con un descenso del 10,3%; han acumulado una reducción total del tráfico en su red superior a la media autonómica. El resto de provincias se situaron por debajo de ese índice medio: Cádiz decreció en su intensidad media diaria durante el periodo 2007-2011 un 8%, Málaga un 6,9%, Jaén un 4,4% y Huelva un 3,5%.

Descenso más acusado en los vehículos pesados

El descenso en la demanda de las carreteras andaluzas desde 2008 coincide con una desaceleración del crecimiento del parque de vehículos de Andalucía. Además, ha sido superior a la contracción sufrida por el Producto Interior Bruto de Andalucía (PIB) en ese intervalo temporal e inferior a la curva experimentada en el consumo de combustible.

Por tipología de vehículos, el crecimiento del tráfico en los vehículos pesados (camiones, autobuses y otros) hasta el año 2007 fue muy superior al de turismos, de forma que en ese año representaba un incremento del 150% respecto a 1994. Sin embargo, el impacto de la crisis económica a partir de 2008 ha sido mayor en esta esfera, ya que en 2011 la reducción acumulada alcanzó un 11,1%.

El tráfico que corresponde a los vehículos ligeros, como motos, turismos y furgonetas de pequeño tamaño, registró entre 1994 y 2007 un alza del 105%, y la coyuntura de crisis produjo un descenso del 9,1% en los últimos cuatro años.