La tendencia hacia una movilidad de reparto de cero emisiones es imparable, por lo que los vehículos eléctricos están empezando a despertar cada vez más interés en los clientes, especialmente en las pymes y autónomos. Actualmente, la furgoneta eléctrica más vendida en Europa es la e-NV200 de Nissan, que se fabrica en España.

En apenas cuatro años, sus ventas han crecido un 154%, con lo que una de cada tres furgonetas eléctricas que circulan España corresponde a este modelo. En 2018, se han matriculado 468 unidades en el mercado español, un 42% más, lo que supone un récord histórico para la marca, que ya cuenta con una cuota de mercado del 26%.

En concreto, se ha situado a la cabeza del mercado en Cataluña y Extremadura, ocupando el segundo lugar en Madrid, Aragón, Asturias, Castilla y León, Galicia y Navarra. Estos datos coinciden con el aumento de las compras por Internet, cuyo reparto suele realizarse en furgonetas, que necesitan estar adaptadas a las restricciones medioambientales urbanas.

La producción de la Nissan e-NV200 ha aumentado un 50% en 2018, alcanzando las 6.000 unidades, lo que eleva a unas 20.000 las fabricadas en la planta de Barcelona, que se han distribuido por todo el mundo.

Actualmente, el modelo, que llegó al mercado en 2014, incluye una batería de 40kWh que le proporciona una autonomía de 275 km con una sola carga, lo que supone un 60% más que la de la primera generación.