La brutal subida de los precios del gas natural está poniendo contra las cuerdas a los transportistas que habían apostado por esta energía para ahorrar costes en un sector de márgenes muy ajustados y, al tiempo, reducir sus emisiones contaminantes en un esfuerzo por reforzar la sostenibilidad de su actividad.

Además, la tendencia al alza parece que se mantendrá durante los próximos meses en los que, a la presión que supondrá para los precios de este tipo de energía el uso masivo para calefacción durante el próximo invierno, se suman los cierres que se van anunciando del gasoducto que abastece al centro de Europa desde Rusia.

Según los cálculos de Fenadismer, estos precios suponen una subida de casi el 300% respecto de los que había a principios de año, que se situaban a poco más de un euro/kg, teniendo en cuenta además que a principios del pasado año 2021 el precio en surtidor se situaba en torno a los 80 céntimos y que el gas natural para vehículos se había situado tradicionalmente entre un 20% y un 30% más barato que el diesel, para lo que compensaba el mayor coste de adquisición de este tipo de vehículos.

Esta situación afecta, a tenor de las cifras que maneja la patronal, a los más de 32.000 vehículos existentes en toda España propulsados por gas natural, de los que más de 10.000 son vehículos de transporte pesado, que, a su vez, suponen un 4% de la flota española de camiones de más de 16 toneladas.

Al tiempo, Fenadismer señala que los transportistas que usan gas en sus vehículos no pueden repercutir las subidas en el coste del combustible a sus clientes por la, a su juicio, «falta de cumplimiento por parte del Gobierno de la publicación de un índice de referencia para este tipo de combustible que permita calcular la variación automática a aplicar en las tarifas de transporte, pese a que se comprometió a ello hace seis meses».

En consecuencia, la organización empresarial asegura que «va a exigir que con carácter urgente el Ministerio de Transportes desarrolle la previsión legal prevista en la Disposición Transitoria Primera del Decreto-Ley 3/2022 de medidas para la sostenibilidad del transporte por carretera, que fue aprobado el pasado mes de Marzo, y que señala que la revisión legal obligatoria de los precios del transporte por carretera en función de la variación del precio del combustible en los contratos de transporte continuado”.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110