La escasa puntualidad del transporte marítimo de contenedores continúa siendo inaceptable para muchos cargadores, según afirman desde Drewry tras el último ‘Índice de Rendimiento de Operadores‘ realizado.

A pesar de que la fiabilidad del sector haya mejorado gradualmente desde agosto hasta octubre en las rutas de Asía-Europa, Transpacífico y Transatlántico, la fiabilidad en todo el trimestre es menor a la del trimestre anterior.

Así, en dichas rutas, el 55% de las operaciones cumplieron los tiempos de tránsito según lo previsto en agosto, un porcentaje que ascendió en septiembre al 63% y se estableció en octubre en un 64%. No obstante, el conjunto del trimestre del 60,6% es inferior al del trimestre anterior, del 61,1%.

Por otro lado, la desviación media entre el día previsto de llegada y el día efectivo de llegada se ha mantenido en 1,1 días en ambos periodos. 

En este sentido, desde Drewry afirman que, si bien la mejora de la fiabilidad durante el trimestre es positiva para el sector, «la puntualidad de la industria sigue siendo inaceptablemente baja para muchos cargadores». 

Operadores y rutas más fiables

Maersk Line y Hamburg Süd han sido las dos navieras más fiables en lo que a transporte de contenedores se refiere durante el último trimestre, con una puntualidad en sus operaciones del 80,4% y el 78,5%, respectivamente.

El tercer operador en la lista ha sido Cosco, con un 69,9% de puntualidad, mientras que sus socios de la Alianza CKYHE, Evergreen, K Line, Yang Ming y Hanjin Shipping, le siguen no demasiado lejos en ese orden.

En cuanto a la fiabilidad de los operadores según la ruta, en Asia-Europa sólo el 58% de los buques han llegado a tiempo desde agosto a octubre, mientras que en el Transpacífico lo han hecho un 62% y en el Transatlántico un 77%.

Aumento de velocidad

En otro orden de cosas, desde la consultora indican que el reciente descenso en los precios del combustible podría tener alguna influencia positiva en la fiabilidad de los operadores.

Así, aunque entienden que la reducción de los costes de combustible no conllevará directamente a que los portacontenedores abandonen la navegación lenta, es posible que, al menos ahora, los operadores estén dispuestos a acelerar si llegan tarde.