La escasez de componentes electrónicos está afectando a nivel global a la industria automovilística en general, y a la de vehículos pesados en particular. La pandemia supuso el cese de actividad en las plantas de montaje de los principales fabricantes, que tuvieron que afrontar reducciones de plantilla, a través de expedientes de regulación de empleo. Situación, que se trasladó aguas arriba de la cadena de suministro, a los proveedores de componentes, que tuvieron que buscarse clientes en otros sectores.

Esta situación, con la recuperación de la demanda, como consecuencia de la campaña de vacunación masiva y del relanzamiento de la actividad a niveles precrisis, se ha tomado con la realidad de que la capacidad de producción no se puede recuperar ahora, de la noche a la mañana, con los consiguientes retrasos en los suministros.

En España, esto se traduce, como informa Fenadismer, en que, durante las últimas semanas, los transportistas españoles que pretenden renovar su flota con la adquisición de camiones nuevos se están enfrentando a tiempos de espera para su entrega de hasta un año.

Esta situación se concentra en el caso de las cabezas tractoras y afecta, según la patronal, a la práctica totalidad de los fabricantes de vehículos industriales que operan en nuestro país.

Una circunstancia que se une a los cierres en los centros de producción que se han producido durante la pandemia, frente al aumento registrado en los pedidos de nuevos camiones por parte de los transportistas, debido a la paralización de las ventas habida durante buena parte de 2020.

Como consecuencia directa de este extraordinario retraso en la entrega de camiones nuevos, el mercado de camiones usados se está reactivando con fuerza en España.

Incluso se da la circunstancia, según Fenadismer, de que el valor de los camiones usados en algunos casos se ha incrementado en hasta un 20%, e incluso con la falta de vehículos disponibles en algunos segmentos, lo que está obligando a los transportistas españoles a adquirir los camiones en otros países de la Unión Europea.