camiones-en-el-puerto-de-nueva-york

Estar parados en el puerto genera pérdidas a los transportistas, al consumirse su tiempo reglamentario de conducción.

Ante el actual problema de escasez de camioneros que arrastra Estados Unidos, desde el transitario on-line iContainers se advierte a las empresas españolas que realizan operaciones de importación y exportación con el mercado norteamericano la necesidad de planificar con tiempo la gestión de sus cargas y prepararse para pagar más por los servicios de transporte.

En esta misma línea, se aconseja a los cargadores que consideren cambiar el rumbo de sus mercancías hacia puertos que cuenten con una mejor configuración para el transporte ro-ro

Estados Unidos es el segundo destino de las exportaciones españolas fuera de la zona euro y ocupa el segundo lugar como origen de estas importaciones, pero la temporada de huracanes, un invierno más crudo de lo común y la entrada en vigor de la normativa sobre el Dispositivo Electrónico de Registro, ELD, que monitoriza las horas de conducción, ha provocado un aumento en las tarifas para los trayectos de larga distancia.

La situación ha obligado a los cargadores a realizar sólo los envíos necesarios o aceptar unos precios desorbitados, dado que la escasez de camioneros supone un aumento de los salarios de estos profesionales.

Congestión en los puertos

Además, la congestión y los tiempos de espera ya venían siendo un problema suficientemente importante en la mayoría de los principales puertos de los Estados Unidos, pero con el ELD en vigor, se ha introducido un nuevo factor que restringe la capacidad de los conductores. Estar parados en el puerto les genera pérdidas, al consumirse su tiempo reglamentario de conducción.

La costa oeste de los Estados Unidos se ha visto particularmente afectado por la escasez de camioneros, pero la situación se está agravando en la costa este y en el sur. Por ello, en iContainers recomiendan escoger puertos donde la recepción de mercancías funcione de manera más fluida y con flexibilidad, para recibir camioneros incluso por la noche.