Más allá de las tradicionales dificultades que tienen las empresas de transporte de mercancías por carretera para encontrar conductores, parece que el problema se extiende a todo el sector logístico.

Según un estudio europeo elaborado por Prologis y dado a conocer durante la última edición del SIL, esta situación, además, podría empeorar en los próximos cinco años. Actualmente ya se coloca como uno de los factores más decisivos a la hora de que las empresas del sector elijan la ubicación de sus instalaciones logísticas.

En este sentido, el trabajo de la empresa inmobiliaria desvela que el 51% de los 3,3 millones de trabajadores del sector logístico europeo viven en un radio de entre 15 y 30 kilómetros de distancia a sus centros de trabajo, circunstancia que, dada la concentración de estas instalaciones en focos concretos de la geografía del continente, obliga a las empresas a luchar para retener a los mejores profesionales.

prologis-estudio-personal-logistico

El estudio apuesta por incorporar servicios que mejoren la calidad del trabajo que se desarrolla en las plataformas logísticas.

En esta coyuntura, las empresas logísticas se adaptan principalmente a través de la consolidación de operaciones, estrategia que adoptan un 52% de los encuestados, aunque también tienden a descentralizar, en un 19%, o a deslocalizar, en un 5%, mientras que otro 24% de los encuestados estiman que la escasez de mano de obra no afecta a sus estrategias de localización de sus instalaciones.

Para hacer frente a este problema, Prologis cree que el sector debe abordar estrategias para mejorar la selección y atracción del personal mediante la mejora de su imagen actual, para potenciar la formación de los trabajadores con el fin de ofrecerles una carrera profesional atractiva y para retener talento.

En este último terreno, la empresa inmobiliaria apuesta por darle una cara más amable a las instalaciones logísticas por medio de la introducción de nuevos servicios que faciliten la labor y la conectividad de las plataformas.