Carretillas pesadas de Jungheinrich

El Grupo Jungheinrich ha experimentado un arranque moderado del año financiero 2013. La entrada de pedidos se ha desarrollado satisfactoriamente en los primeros cuatro meses y ha sido ligeramente superior al nivel del año pasado. La compañía se ha mostrado optimista aunque cauta con respecto al curso del año fiscal restante en la Reunión General Anual celebró el pasado 11 de junio.

Según los datos que maneja la compañía, en los primeros cuatro meses de 2013 el mercado de equipos de manutención a nivel mundial ha crecido cerca de un 3% hasta alcanzar las 334.000 carretillas elevadoras, a pesar de la lenta recuperación de la economía global. En conjunto, Europa ha experimentado una disminución marginal de un 22%, mientras que en Norteamérica ha persistido la tendencia positiva, registrando ganancias del 12%. El volumen del mercado de Asia se ha incrementado ligeramente, avanzando sobre un 2% y motivado por el crecimiento del 5% de China.

A finales de abril de 2013, el valor de la entrada de pedidos de todas las áreas de negocio había ascendido un 3% hasta los 775 millones de euros. Debido a la débil demanda en el cuarto trimestre de 2012, las ventas netas en los primeros cuatro meses del año en curso han alcanzado los 700 millones de euros.

A 30 de abril de 2013, los pedidos del negocio de carretillas nuevas ascendían a 377 millones de euros, un 7% más que los 353 millones de euros alcanzados en el mismo período del año anterior.  “El crecimiento comparado con los 298 millones de euros en valor a finales de 2012 fue sustancial”, apunta la compañía.

El volumen de producción en términos de unidades en los primeros cuatro meses de 2013 ha sido un 10% por debajo del mismo periodo de 2012 debido al flojo nivel de entrada de pedidos en el cuarto trimestre de 2012.

Con la implementación de sus proyectos de inversión estratégica, que se completarán este año, como son el centro de recambios de Kaltenkirchen, la nueva fábrica de Qingpu (China) y la planta para equipos de sistemas logísticos de Dagerpoint, cerca de Moosburg , “el Grupo Jungheinrich está sentando las bases para su crecimiento futuro”, afirma la compañía.