e-commerce

Además del B2C, el segmento B2B también presenta fuertes crecimientos.

La venta a través de internet ofrece a las empresas una ventaja imparable al ofrecerles la posibilidad de estar en contacto directo con sus clientes sin intermediarios de ningún tipo, en un canal que genera casi la mitad de las ventas y al que acude un 30% de los consumidores al menos una vez a la semana.

Además, del B2C, las compras de empresas e instituciones a través de la web también se han apuntado a este carro, con lo que el canal B2B tampoco para de crecer, de tal modo que, a medida que se han ido reduciendo los stocks en tiendas físicas, muchas empresas han montado su propia tienda on-line, con la intención de contar con un lugar sin competencia ni intermediarios.

En este marco, las empresas de servicios logísticos ofrecen la capacidad de gestionar la entrega de los pedidos de comercio electrónico de una manera integral a través de un servicio externalizado, un segmento de actividad que también ha supuesto un impulso a la actividad logística que, por su parte, también ha empezado a prestar servicios de mayor profundidad en el canal de e-commerce con un fuerte componente tecnológico.