La Asociación de directivos y empresarios logísticos Propeller Valencia ha celebrado un webinar dedicado a la economía mundial y el coronavirus, así como a su impacto coyuntural y las transformaciones estructurales que se derivarán de esta crisis.

Vicente Pallardó, investigador senior del Instituto de Economía Internacional, ha repasado la situación actual y las perspectivas de cara a los próximos meses, concluyendo que será necesario incrementar el gasto público, así como potenciar, favorecer e incentivar la exportación como palanca de la recuperación.

Existen una serie de prioridades que habría que acometer con urgencia: protección de la renta de las personas más afectadas, protección del empleo y de las empresas, y evitar el contagio del sistema bancario.

Estamos ante la mayor recesión registrada en tiempos de paz”, ha explicado el experto, advirtiendo de que el país se enfrenta en este segundo trimestre a una caída del PIB de entre el 30% y el 40%, si bien se espera una recuperación de cara a la segunda mitad del año.

Si todo va bien, a mediados de 2022 se podría volver a la “normalidad”, y un año más tarde lo haría el empleo, pero para ello se debe aumentar el gasto público, bajar el gasto privado y potenciar la inversión.

El papel de los puertos

Además, Pallardó  ha recordado que España ha sido de los países con mejor comportamiento en el ámbito exportador en la última década y ha reclamado fomentar el crédito a la exportación.

Los puertos y comunidades logísticas son elementos clave en este ámbito, pero «para que los puertos funcionen debe funcionar el comercio y por eso tienen que fluir los créditos y activarse sistema exportador«.

Ante la situación que se avecina, se verán beneficiados los que cuenten con una cadena logística más ordenada y eficiente. En cuanto al puerto de Valencia, el investigador ha pedido que se mantengan y ejecuten las inversiones previstas, como la ZAL o la terminal norte.