La producción de vehículos en España cerró el mes de septiembre con un total de 178.055 unidades, lo que representó una importante caída del 32,2% respecto a 2020, según datos de Anfac. La razón principal de este descenso, el fuerte desabastecimiento de microchips en las fábricas españolas, que se lleva arrastrando desde finales del año anterior.

Hasta el tercer trimestre de este año, se ha acumulado un total de 1.592.295 unidades fabricadas, cifra que ya solo representa un ligero crecimiento del 3,6% frente a 2020. En comparación con 2019, se registra una fuerte caída del 25,1% en el computo global del año.

Desde finales de 2020, la escasez de microchips ha ido marcando de manera progresiva la situación y el ritmo de producción de los centros de fabricación de vehículos tanto en España como en Europa.

Esta cuestión coyuntural que golpea al sector de la automoción se está alargando más tiempo del inicialmente estimado, tensionando la cadena de producción del sector y marcando a la baja tanto el ritmo de fabricación como del mercado de vehículos nuevos. Según las previsiones, esta situación no se verá resuelta hasta finales de 2022 o inicios de 2023.

Por su parte, la producción de vehículos electrificados continúa su tendencia al alza. Hasta el mes de septiembre, representan el 9,2% de la producción total en nuestro país, con 145.726 unidades.

Con esta cifra se logra superar en tan solo nueve meses a la producción total de vehículos eléctricos e híbridos enchufables que se realizó durante todo el 2020. El conjunto de los vehículos alternativos acaparan el 11,4% de la producción.

Los principales mercados ubicados en Europa se están viendo afectados por esta situación de escasez de materias primas y registran importantes caídas de ventas en el último mes: Francia (-20,5%), Alemania (-25,7%), Italia (-32,7%) o Reino Unido (- 34,4%) registran descensos en sus entregas de vehículos nuevos, lo que conlleva una reducción de la demanda.

Exportaciones

En el mes de septiembre, las exportaciones han obtenido un fuerte descenso del 30,3% en comparación con el mismo mes del año anterior, hasta obtener un total de 163.978 unidades enviadas fuera de nuestras fronteras.

Para el acumulado de 2021, hasta el mes de septiembre, se han exportado 1.381.378 vehículos. El margen de crecimiento respecto de las cifras de 2020 se está recortando mes a mes, de tal modo que la exportación acumulada entre enero y septiembre de 2021 solo adelanta a la registrada en el mismo periodo de 2021 en un 4,9%. En comparación con 2019, la caída se sitúa en el -20,2%.

En septiembre, los mercados en Europa redujeron su demanda un 27,4%. Esto supone que solo 6 de cada 10 vehículos enviados fuera de las fronteras españolas tuvieron como destino estos mercados, cuando se han alcanzado hasta los 7,5 de cada 10.