Amazon Spain Fulfillment, la filial logística de la multinacional en España, ha conseguido un beneficio neto de 18,25 millones de euros en el año 2019, multiplicando casi por seis el de un año antes, cuando ganó 3,16 millones de euros.

Por su parte, la cifra de negocio se ha situado en 331,06 millones de euros en 2019, un 9,2% inferior a la alcanzada un año antes, cuando llegó a los 364,97 millones de euros. Del total de la facturación, 218,27 millones, que suponen un 66%, proceden de prestaciones de servicios fuera de España, mientras que el resto, 112,79 millones de euros, están vinculados al mercado interior.

En cuanto al resultado de explotación de la filial, se ha situado en 12,32 millones de euros en 2019, frente a los 9,6 millones de 2018, lo que se traduce en una caída del 28%. Además, en el año 2019, ha incrementado en un 30% su plantilla, pasando de los 2.982 trabajadores a los 3.901 al cierre de año, lo que supone 919 empleos más.

El Covid-19 tampoco parece haber tenido el mismo efecto que en otras empresas, pues recientemente se han reabierto las contrataciones para incorporar a nuevos empleados. No obstante, el gigante del e-commerce ha tenido que tomar medidas de prevención contra la pandemia, tras la petición de la Inspección Provincial de Trabajo de Madrid al haberse registrado diversos contagios.