La finalización del contrato que hasta el 31 de agosto tenía ID Logistic en la factoría de Renault en la localidad palentina de Villamuriel de Cerrato ha dejado en la calle a un total de 21 trabajadores.

En un principio, el operador galo había comunicado, según indica CGT, a sus 21 trabajadores que desde el 1 de septiembre pasarían a ser subrogados por la marca francesa.

Sin embargo, el sindicato confirma que Renault no habría permitido su acceso a las instalaciones de la planta, dejándoles, según indica, en la calle sin información y en situación de desempleo, pese a que algunos de estos trabajadores han venido trabajando en las instalaciones palentinas de la marca durante más de treinta años.

Así mismo, la central sindical también asevera que cinco de estos empleados deberían ser subrogados en una nueva empresa, Enlog, perteneciente a Eurofitgroup, aunque tampoco se les ha permitido acceder a sus puestos de trabajo.

CGT afirma que no va a consentir que una multinacional que ha recibido ayudas públicas destruya empleo en la actual coyuntura.