El momento de transformación que está viviendo la sociedad a raíz de la crisis sanitaria marcará un cambio en los perfiles más solicitados en el mundo laboral y en la formación necesaria para dar respuesta a las nuevas necesidades.

Así se ha expresado Pere Navarro, delegado especial del Estado en el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona, durante la presentación del estudio ‘Los sectores económicos emergentes y la formación profesional en el Área Metropolitana de Barcelona‘ dedicado a la formación en el sector logístico.

Elaborado por la Fundació BCN Formació Professional y el Área Metropolitana de Barcelona, en colaboración con el Consorci de la Zona Franca de Barcelona, revela la necesidad de adaptar la formación profesional a los requerimientos actuales en materia de digitalización, nuevas tecnologías y omnicanalidad.

Para acompañar a estos nuevos retos del sector, el estudio propone ampliar la oferta y adecuar algunas carencias, con la creación de nuevos ciclos formativos y la adaptación de la formación a dos perfiles profesionales: administrativo financiero logístico y logística de ventas e-commerce.

También se destaca la demanda de perfiles TIC logísticos sin satisfacer para el desarrollo de aplicaciones multiplataforma, así como para la automatización y robótica industrial. Además, es importante promocionar los ciclos formativos de grado medio en actividades comerciales y conducción de vehículos de transporte por carretera.

En base a las demandas y tendencias detectadas, el primer paso ha de ser visibilizar la formación profesional vinculada al sector logístico mediante profesiogramas con los perfiles más demandados y la promoción de los mismos.

Además, la formación profesional debe ser adaptada a la realidad y tendencias del sector mediante mesas de trabajo para nuevas titulaciones de FP y la definición de nuevos currículums formativos. Por último, el estudio propone potenciar el aprendizaje empírico mediante metodología Sefed, pruebas piloto e itinerarios de FP Dual.