El ‘Barómetro OSA’ de Aecoc y Nielsen indica que la disponibilidad de productos en los lineales de la gran distribución española ha disminuido 0,5 puntos porcentuales el pasado 2020, para colocarse en un 95,2%.

El registro indica que el gran consumo del país ha podido atender con solvencia tanto el incremento de demanda que se produjo en el primer impacto de la crisis sanitaria, como las repercusiones que han tenido sobre los flujos logísticos las diversas medidas de limitación de la movilidad que se han tomado durante el año pasado.

Con más detalle, el documento muestra que en marzo, coincidiendo con el inicio del estado de alarma y con incrementos en la demanda de hasta el 179%, la disponibilidad de productos en los lineales bajó hasta el 92,8%.

Posteriormente, en abril la tasa creció hasta el 94,5% de disponibilidad, y desde mayo el indicador se normalizó para superar el 95%.

Por categorías, el informe indica que acondicionadores, con una tasa de disponibilidad de un 98,6%, desodorantes, con una tasa de 98,1%, y champús, con una disponibilidad de 98%, han sido los productos con mayores ratios de disponibilidad entre los analizados durante el pasado 2020.

Por contra, los suministros más afectados por la crisis han sido los de leche líquida y de cerveza, con sendas disponibilidades del 90% en ambos casos.